Arterra es joven, suma y crece

Poco puedo contar todavía sobre Arterra Bizimodu, pues tal y como os contaba en el último post, hoy era un día para entrar en contacto con ellos, conocernos, y sobretodo pedir disculpas por presentarme sin haber cerrado un acuerdo previo. Después de entender su proceso de recepción de visitas, entender que existe un protocolo organizado para ello, y comprobar que no lo había hecho tan mal, la respuesta fue: 

“Ven a la una y media y comes con nosotras”

Ella es Nadia, una de las integrantes del proyecto, con experiencia en el mundo de la bioconstrucción y trabajadora de la revista EcoHabitar. Mi primer contacto esta mañana en Arterra Bizimodu, y la semana pasada vía e-mail. 

Reconozco haberme sentido extraño, más que nada porque lo soy aquí, y porque acabo de empezar con todo esto. 

Comimos unos cuantos al sol. Quinoa, arroz, de postre crepes de chocolate, y charlamos mucho sobre permacultura, sobre la vida y cómo pasar por ella de la mejor manera para todos. He conocido su espacio, que es enorme (antiguo internado de curas y posterior hotel-spa, sin mucho éxito) y que actualmente se encuentra en diferentes fases de desarrollo, con varios proyectos en marcha: huerta, yoga, música, educación para los peques, cursos… Son muchas manos trabajando y muchas personas pensando en común, que además trabajan también fuera de la comunidad, para dotar del sentido más ecosotenible estos 8000 m2 que albergan inquietudes desconformes con el modo de vida que impera en la sociedad actual. Que lejos de ser un lastre, pues nos vio nacer y nos da lo que somos, precisa de algún que otro reajuste para mantener a flote las necesidades reales de nosotros, los inquilinos de este planeta. 

Arterra dispone de espacios comunes para el desarrollo de cualquier capacidad artística, un comedor común, humildes apartamentos dónde hacen vida sus integrantes, terreno por doquier cultivado con mimo bajo las directrices de Marta y Adrián, gallinas, caballos, bocados de salud por los rincones. Y personas con diferencias, como es lógico, que se mueven por un bien común, aprendiendo juntos, estudiando juntos, trabajando y pensando de la mano, y sobretodo, apostando por ofrecer alternativas claras de vida y de convivencia. 

Hoy he aprendido mucho. He saboreado el aperitivo de esto que acabo de poner en marcha, he conocido a varias personas que me han enseñado cómo piensan, qué quieren para su vida, y qué es lo que no quieren. Y coincidimos en muchas cosas. 

Después de pasar la tarde y la noche con Martina y Mike, colaboradores de Global Ecovillage Network Europe (GEN), entre guitarras, “permaculturas”, y la pintura de Martina, llegó Alexandra para sumarse a la velada, y me invitó a su cumpleaños, mañana a las 20h, después de haberse cantado unos buenos temas para romper el hielo. Bozarrón. 

Así llego a La Rupperta, y así os lo cuento. Y ahora os lo enseño: 

Martina y Mike – https://gen-europe.org/home/index.htm
Para los niños…
Reuniones y puestas en común…
Piscina enterrada…
Los exteriores con Adrián
 

Ahora solo me queda asimilar el día, y agradecer a Arterra haber compartido los primeros kilómetros de esta etapa. Ha sido un placer. Gracias. 

Zeus Díaz Cid

Anuncios

Un comentario en “Arterra es joven, suma y crece

  1. Pingback: Permacultura de Lujo en Francia – @miviajeyyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s