Chateau LaRibotte – Sabiduría Agrícola – Sauternes

Llevo tiempo preparando este artículo… y no porque vaya a ser ni más ni menos que cualquier otro, quienes nos seguís sabéis que andamos vendimiando cerca de Burdeos (Francia), lo cuál aparentemente tampoco alberga un interés especial. El caso es que he esperado a que la vendimia esté terminada, para tener algo más de material, y por dar algo más de tiempo al azar en sus quéhaceres… por si le daba por traer algún que otro leitmotiv a este texto. Al final del pasillo, Sr. Azar nos tenía preparada una sorpresa. 

“Pañeeeee…”

La vendimia ha sido un aprendizaje sobre lo que significa trabajar en el campo. Es duro y muy sacrificado, pero sienta bien y reconforta. Hemos cortado uva podrida durante tres semanas. Para quienes no tengáis ni idea, como nosotros al principio, está podrida porque el vino que se busca es un vino dulce acuñado como Sauternes, homónimo de la comuna francesa a la que pertenece. El clima húmedo de la zona propicia lo que se llama podredumbre noble, o Botrytis Cinerea, un hongo patógeno de las especies vegetales, que provoca que las uvas queden parcialmente pasificadas, generando una mayor concentración de azúcar. Esa es la característica principal de este vino, lo que lo hace especial y a su vez lo encarece. Comprende un proceso de selección y producción acurado, y las cosechas son muy variables a causa de las condiciones climáticas.

Botrytis Cinerea

Sinceramente, nunca había probado nada parecido. Cuesta mucho encontrar un sabor por primera vez, algo totalmente nuevo, que no rememore a nada. A mi me ha pasado esta semana aquí, en PreignacBurdeos, concretamente en el Chateau LaRibotte, y de la mano de un gran hombre que regenta estas tierras, Jean Pierre Lahiteau. 

Después de trabajar mucho, sin entender muy bien qué hacíamos, ni por qué, decidimos proponerle al patrón encontrarnos una tarde para charlar después del trabajo. A lo que respondió que sí con un gesto simpático – hay que decir que nos comunicamos en un inglés muy básico, porque mi francés es aun peor -. Así que preparé un guión/entrevista, desconfiando de las posibilidades comunicativas que teníamos, y la realidad me dio con la mano abierta minutos después, al comprobar que nos encontrábamos inmersos en una conversación casi de amigos. Sobre vino, sobre historia, sobre sabores, sobre leyes y generaciones, sobre el futuro, sobre lo romántico del campo y sobre el poder de una helada. De repente era de noche, y nos encontrábamos en la bodega, cogiendo una de sus copas, y subiendo una escalera portátil para llegar a lo alto de uno de esos tanques enormes de cerámica, dónde se encuentra fermentando “ese líquido” procedente de las uvas que, durante estas tres semanas, nosotros hemos recogido. La esencia de lo que meses más tarde será una botella de vino que podremos encontrar en el mercado por unos 80€. Para mi, la esencia de lo que fue aquel momento, que no hay moneda que pueda cubrirlo. 

Después de probar “ese líquido oro”, comentamos todo el proceso de producción,  hasta el embotellado, que se hace aquí mismo en el chateau, y nos enseñó las entrañas del lugar y algunos rincones y botellas especiales, de lo que no mostramos nada por respeto.

El otro oro líquido
El trabajo del día
Jean Pierre & Patrice
 

El Chateau LaRibotte suma historia desde antes de 1855, más de 6 generaciones, y cepas de más de 600 años, que han quedado en manos de Jean Pierre, quién ha estado al frente de todo esto los últimos 50 años. Produciendo siempre el mismo vino, siempre de la misma manera, y manteniendo unos principios de selección de la uva que hoy nos ha transmitido a nosotros en forma de hospitalidad, savoir faire, sacrificio, esfuerzo y persistencia. 

Sauternes es bueno para beberlo a cualquier hora, Jean Pierre

Aun así, no es un vino fácil de maridar. Dicen los expertos que lo ideal es acompañarlo con quesos como Beaufort, Comté o Roquefort, o bien con carne blanca cocinada con el mismo vino. Eso si… no hay mejor colofón gastronómico que una copita de Sauternes bien frío. 

Así es como despedimos este artículo, con una copita de Sauternes a vuestra salud, y recordándoos que @miviajeyyo sigue hacia los Pirineos, concretamente hacia Cerler. Ponemos rumbo al invierno, con intención de seguir aprendiendo, trabajando, y contándolo todo por aquí. 

Mientras preparamos el próximo viaje seguimos digiriendo tres semanas de sabiduría agrícola, y celebramos y agradecemos haber conocido a todas esas personas con quienes hemos compartido algo de tiempo. 

Left focus

Gracias por leer.

Zeus Díaz Cid

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s